Lámparas hechas con plantas

En la Universidad de Colombia desarrollaron TerraBatt, un prototipo modular, creado principalmente para las zonas no conectadas del país cafetero, que no cuentan con servicio eléctrico.
También sirve como adorno para el hogar, para iluminar un sitio específico o para que los estudiantes hagan sus tareas o lean un libro.
Se trata de tres módulos de madera que se pueden separar. Cada uno funciona como una lámpara individual, es decir, como una batería orgánica, generando fuentes de tensión con un promedio de 0.8 voltios.
Cristian Dallos, estudiante de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, explicó que “la producción de energía a través de las plantas se da a partir del proceso de fotosíntesis, en el cual se generan azúcares y, a la vez, los electrones con los que se puede cargar un dispositivo electrónico, como es el caso de esta lámpara”.
Cada módulo tiene tierra y sus respectivas plantas, encargadas de estabilizar el sistema para que se recargue constantemente.
TerraBatt puede entenderse como una biobatería que se caracteriza por ser una energía alternativa y renovable, contribuyendo a disminuir el impacto del cambio climático causado por la generación de energía por combustibles fósiles.
Estefanía Ríos Llanos, Orlando Andrés Guarín y Diego Armando Pérez, estudiantes de Ingeniería Electrónica e integrantes del grupo de investigación de Propagación Electromagnética Aplicada (Propela) de la U.N. Sede Manizales, participaron en el desarrollo de este prototipo.

 

Esta no es la única experiencia de este tipo, tal el caso de la UTEC, en Perú, donde se desarrolló la Plantalámpara. Esta iniciativa conjuga la creatividad, investigación, innovación y desarrollo con una especial mirada al entorno y el medioambiente.
El desarrollo parte de los alumnos Isabel Mora, Vladimir Carrera, Milton Bozzo, Juan Carlos Barbaran, Lauren Wong, Jose Avalos, Marcello Barbieri, Angello Vindrola y los Profesores: Victor Freundt, Elmer Ramirez, Renzo Giudice, Julien Noel, Luis Peña, Víctor Murray y Ricardo López.
La Plantalámpara desarrollado por UTEC permite dar dos horas de luz por día a través de una lámpara LED de bajo consumo pero de alta iluminación. El sistema funciona en base a la energía almacenada que contiene la tierra producto de los nutrientes y/o microorganismos que liberan los vegetales durante su desarrollo, esto permite que se aprovechen los electrones libres de los microorganismos y así alimentar la lámpara.
“En un macetero de madera con un sistema de riego previamente establecido y debidamente protegido, colocamos una planta y la tierra. Asimismo, dentro del macetero va el sistema generador de energía que creamos que almacena tierra y electrodos capaces de convertir los nutrientes de la planta en energía eléctrica”, señala Elmer Ramírez, profesor de la carrera de Ingeniería de la Energía en UTEC y responsable del equipo de investigación de la Plantalámpara.

 

La venta de energía por parte de particulares más cerca de la realidad

La Cámara de Diputados Argentina aprobó el proyecto para que los usuarios puedan sumar energía renovable a la red eléctrica.
La iniciativa fue aprobada con 159 votos a favor y 3 en contra. Es un proyecto para mejorar e incrementar la capacidad del sistema energético, que prevé habilitar a los usuarios residenciales y pymes a generar su propia energía renovable e inyectar y vender el excedente.
En este mismo sentido, las principales empresas de Energía (Edenor y Edesur) avanzaron con cambios en su tecnología. Tal es el caso de Edenor que lanzó una prueba piloto de redes y medidores inteligentes en la localidad de Vicente López, lo que implica un salto cualitativo en la gestión de los recursos eléctricos de la distribuidora.
Redes y medidores inteligentes posibilitan optimizar los recursos eléctricos, energía y potencia, ya que la compañía puede conocer el consumo de los clientes, la curva de demanda, entre otras variables en tiempo real las 24 horas, asignando la mejor oferta de acuerdo a la demanda promedio.
La prueba involucra en una primera más de 30 clientes de la categoría residencial, en tanto que la segunda etapa se instrumentará en el segundo semestre de este año incorporando más de 700 de las tres grandes categorías: residenciales, consumos medios y grandes consumidores. Para la realización de esta prueba piloto se utilizó tecnología de redes de telecomunicaciones (fibra óptica) disponible en la zona y dispositivos de medición y almacenamiento de información adquiridos en el mercado local. Los medidores inteligentes son aparatos que no sólo pueden medir el consumo de energía de un hogar de manera digital, sino también la salida de electricidad a la red.
La empresa que se ocupa del sur de la ciudad de Buenos Aires  planea instalar 5000 de este tipo de medidores a partir del pròximo mes.

Usuarios residenciales podrían sumar a la red la energía que generen

Los usuarios residenciales pymes y cooperativas que generen energía por fuentes renovables podrán inyectar el excedente a la red de las distribuidoras y recibir una compensación por kilowat, según un proyecto de ley que tratarán esta semana en la comisión de Presupuesto de Diputados.
Según un comunicado oficial, la comisión buscará este martes emitir dictámen al proyecto de ley conocido en el sector como de “generación distribuida” y el interbloque de Cambiemos, conducido por el radical Mario Negri, procurará consensuar con la oposición que sea tema central en la sesión del miércoles.
La reunión de la comisión presidida por el macrista santafesino Luciano Laspina, será el martes a las 16 y la intención es respaldar el despacho acordado entre todas las bancadas parlamentarias en la comisión de Energía que emitió despacho el pasado 31 de agosto.
En Mendoza el sistema de generación distribuida que fue reglamentada por el EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico) en 2015 cuanta con varios usuarios.
De esta manera, se considera la figura del usuario-generador de energía por lo que durante el día se autoabastece a través de los paneles (u otra forma de generación limpia) y aporta el excedente a la red, a la noche consume normalmente.
Al finalizar el mes recibe una factura con un balance entre lo que aporta y lo que gasta, lo que le permite abaratar notablemente el costo final.
Hoy en día, un total de 25 usuarios-generadores en toda la provincia cuyana ya firmaron contrato con las distribuidoras o están a punto de hacerlo, entre organismos estatales, empresas y particulares.
Sumarse a este nuevo paradigma acarrea múltiples ventajas ya que, de acuerdo a la modalidad de consumo, permite ahorrar un 90% en la facturación, además de generar un beneficio al medio ambiente y evitar que la red colapse ante un crecimiento de la demanda.
Desde el EPRE comentaron que estos 25 contratos suman una potencia de 130 kilovatios, lo que equivale a la energía que consume un barrio.
Este tipo de iniciativas ha generado muchas controversias en el mundo. Actualmente, es tema de debate en España y en Alemania es una realidad que crece a diario con muchos usuarios que se suman a ser proveedores de energía desde lo que producen en sus hogares.
En  Estados Unidos, Apple y otras empresas como Wal-Mart y Google han recibido una designación federal por su subsidiaria en energía que les permite convertirse en vendedores de electricidad al mayoreo.

Consumo Responsable de Recursos Naturales – Ecología