El Cambio climátco visto desde Google Earth

Gracias a las actualizaciones que ha realizado el equipo de Google Earth con la nueva la función de timelapse de la aplicación (que muestra imágenes de la tierra recogidas a través de satélites) podemos apreciar la evolución del Cambio Climático en nuestro planeta.
Con esta renovación, se puede ver la evolución y el desarrollo urbano que ha habido en distintos puntos de la tierra durante los últimos treinta años con imágenes realmente impactantes.
Pero como anuncia Google en su web, la actualización permite ver la transformación que ha supuesto para la tierra el efecto del cambio climático, el efecto invernadero y la acción de los humanos sobre el medio ambiente. A través de las imágenes se ven los cambios sufridos en los glaciares, el nivel del mar o los bosques.
Uno de los ejemplos más claros es la regresión del glaciar de la península de Kenai, en Alaska. También se pueden ver los devastadores efectos que provocan los diferentes desastres naturales como las sequías, que se ven agravados por el cambio climátio
La actualización recoge imágenes desde 1984 hasta 2016, es decir, de los últimos 32 años. Google Earth toma las fotografías de la tierra de dos nuevos satélites, el Landsat 8 y el Sentinel-2. La gran cantidad de imágenes que ofrecen son de alta resolución, de modo que permiten ver la tierra con gran lujo de detalles.
Esta documentación es otra prueba más de un proceso que aún hoy cuenta con detractores que insisten en negar el Cambio Climático por acción humana.

Comienza la segunda temporada de “Planeta en peligro”

Una verdadera constelación de figuras del espectáculo serán los protagonistas de esta serie que comienza hoy en NatGeo.
Arnold Schwarzenegger, Sigourney Weaver, Jack Black, Joshua Jackson, Ty Burrell, Don Cheadle, la modelo brasileña Giselle Bündchen y el presentador David Letterman son algunas de las personalidades comprometidas con la causa medioambiental que ejercen el rol de curiosos investigadores en los ocho episodios de una hora que componen la nueva temporada de la serie.
Planeta en peligro, cuya primera entrega de 2014 obtuvo el premio Emmy en la categoría “Mejor Serie Factual”, cuenta con David Gelber como productor ejecutivo, responsable durante 25 años del programa periodístico estadounidense “60 Minutos”.
En una conferencia a la que accedió la Agencia Télam como único medio de Argentina, un verborrágico Gelber explicó con pasión que cree que el mundo atraviesa hoy una situación “potencialmente catastrófica” y que se siente “aterrado” por el discurso negacionista del calentamiento global del recientemente electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
“Nunca imaginamos que esto (que ganara Trump) iba a pasar pero ahora que ha sucedido, creo que la importancia de nuestra serie es infinitamente más grande”, afirmó Gelber, para quien “el cambio climático va a ser uno de los grandes temas en los próximos años”.
Cada episodio de la serie presenta a alguno de los famosos en viaje como corresponsal a un punto del planeta; allí conversa con expertos y con víctimas directas de distintas manifestaciones de la problemática ambiental, como las dificultades para producir energía no contaminante, las sequías, los devastadores huracanes o los refugiados climáticos.
“Queremos entretener a la gente tanto como informarla. Estas historias son bastante entretenidas. Pero nuestra esperanza es que la gente que cree que el cambio climático es un problema pero no lo toma tan en serio entienda que esta es la amenaza más grande que hoy enfrenta el planeta, no hay ninguna más grande”, dijo Gelber.
El productor explicó que la elección de famosos obedeció por supuesto a su capacidad de “atraer a una audiencia mucho más grande” y de “generar medios secundarios”, pero especialmente porque la intención era “poner presentadores en la posición de observador inteligente que no lo sabe todo, pero quiere saber más”.
Gelber cree que si bien “hay muy buenos documentales” de temática ecológica, “Planeta en peligro” se diferencia en que se limita a mostrar el “impacto para los humanos, en cómo afecta a la gente”, pero sin “sermonear a nadie”: “La mayoría de ellos tiene una especie de voz de autoridad que como que alecciona al público acerca de la importancia del cambio climático. Nosotros no estamos haciendo eso”, puntualizó.
“Estamos en una carrera contra el tiempo en lo que respecta al cambio climático. Las consecuencias del calentamiento global se están acelerando mucho más rápido de lo que incluso los científicos imaginaron”, afirmó sobre la situación ambiental actual, razón por la que es fundamental aumentar la conciencia del público.
En ese sentido, criticó duramente a los medios de comunicación, ya que en su opinión “una de las grandes fallas periodísticas en lo que va de este siglo es qué tan poca atención se le ha puesto a lo que realmente se transformará en el mayor tema del siglo 21”.
“Tuvimos dos elecciones presidenciales, en 2012 y 2016, con un total de seis debates entre candidatos. Nunca, ni una vez, alguno de los candidatos fue consultados por el cambio climático, y estoy seguro de que de acá a 20 años los historiadores y todos nosotros vamos a recordar el fallo de los medios principales y vamos a preguntarnos qué diablos estaban pensando”, subrayó.

Día Sin Compras 2016

El próximo 25 de noviembre se celebrará una nueva edición del Día Sin Compras, una jornada mundial de protesta contra el Black Friday y todo lo que representa. De esta manera, buscando alejarse del precepto de “una sociedad de consumo construida sobre el despilfarro, la contaminación y la destrucción de la naturaleza” se pone en marcha esta propuesta que en Argentina no cuenta con mucha difusión, pero que en otras culturas comienza a cobrar fuerza.
Es así que el Día Sin Compras, además, es una jornada de reflexión sobre las alternativas de consumo que ya están en marcha y que pretenden construir otro modelo de consumo más justo y responsable.
Este día en particular es algo parecido a un día de huelga del consumidor, una operación de boicot pero no contra un producto o una multinacional concreta, sino contra la sociedad de consumo en general.
La propuesta consiste en escapar de la corriente consumista que las empresas y los publicistas nos imponen tanto en Navidad como en el resto del año. Para ello se invita a toda la población a no acudir a comercios y grandes almacenes, reducir al máximo las compras de esa jornada limitándolas a lo realmente necesario, o incluso anularlas, y salir a la calle para denunciar un sistema socioeconómico injusto, alienante y ambientalmente insostenible.
Desde que se comenzó a celebrar este día, en 1992, cada año son más los países que se suman a esta iniciativa. Las formas en que las diversas organizaciones internacionales se manifiestan son muy variadas, pero mantienen en común una crítica al modelo de consumo en el que estamos instalados, homogeneizador, despilfarrador, cínico e individualista, que contribuye, de forma decisiva, al mantenimiento de una situación que nos está conduciendo al colapso social y ambiental.
Más allá de aprovechar este día para no hacer compras, lo ideal es generar o participar de jornadas de concientización, talleres y eventos que ayuden a la difusión de tendencias de consumo responsable.

Consumo Responsable de Recursos Naturales – Ecología