Archivo de la etiqueta: residuos

Gestión de residuos en Rosario

Ayer se inauguró el Centro Ambiental de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), ubicado en el margen sur de la autopista Rosario-Buenos y el arroyo Saladillo, en jurisdicción villagalvense, que constituye la inversión más grande de la historia de la provincia de Santa Fe en saneamiento y gestión de residuos sólidos.
El Centro Girsu viene a dar respuesta a uno de los mayores conflictos de orden ambiental, social y urbanístico que se registraba en el Corredor Sur Metropolitano (particularmente en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez), que era la existencia de dos importantes basurales a cielo abierto, ubicados en la margen sur del arroyo Saladillo, a ambos lados de la autopista. Se trata además del primer proyecto a gran escala impulsado desde el Ente de Coordinación Metropolitana.
“Creo que el Ente de Coordinación Metropolitana de Rosario es la mejor experiencia en su tipo del país”, agregó la intendenta de Rosario Mónica Fein en el sentido de que expresa “la convicción de 25 municipios y comunas, de distinto signo político, que hoy adhieren y tienen un Plan Estratégico para toda la región”.
De esta manera se elimina el basural a cielo abierto más grande de la provincia. El ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, coincidió en tanto que “se trata de una obra histórica que aportará soluciones a un problema importante en la región. Desde el gobierno provincial trabajamos con determinación para eliminar los basurales a cielo abierto en todos los municipios y comunas”; además señaló que “a través de esta obra se ha eliminado el basural a cielo abierto más grande de la provincia. Esto solucionará la disposición final de residuos de las localidades del cordón Sur Metropolitano”.
Asimismo, Speranza precisó que “el proyecto, desarrollado en articulación con el Ente de Coordinación Metropolitana Rosario (ECOM), incluyó el saneamiento y recuperación ambiental del borde sur del arroyo Saladillo”.
El proyecto se gestó con el fin de iniciar un proceso de saneamiento y de proporcionar simultáneamente un importante equipamiento para la región, se impulsó la ejecución de un proyecto integral de desarrollo urbano y mejora ambiental, que incluyó la construcción del Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, Girsu (en un área de 16 hectáreas), un parque público (de 21 has) y una reserva natural (de 20 has), liberando de este modo la margen sur del arroyo Saladillo.
Según informan desde la comuna rosarina, el Centro Girsu constituye un moderno equipamiento, diseñado para recibir aproximadamente 450 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. Las instalaciones cuentan con estructuras específicas para abordar diferentes procesos y resolver el funcionamiento integral del complejo:
Control de ingreso. Incluye la oficina de control y la báscula de pesaje de camiones para verificar la composición y registrar el peso de residuos ingresado.
Planta de separación y clasificación. Identifica residuos inorgánicos y separa residuos mayormente orgánicos para ser transformados en compost.
Planta de compostaje. Estabiliza el residuo orgánico y reduce su volumen. Procesa hasta 150 ton/día de residuos domiciliarios.
Planta de clasificación de desechos de construcción. Separa áridos por granulometría y recupera materiales. Tiene capacidad de procesamiento de 100 ton/día.
Relleno sanitario. Recibe fundamentalmente los residuos remanentes del proceso para su disposición final. Tiene una capacidad de recepción de 300 ton/día.
Planta de tratamiento de líquidos lixiviados. Contempla dos etapas, biológica y físico-química, con el fin de obtener un líquido de calidad normativamente aceptable para ser volcado a los cursos de agua.
Dependencias administrativas y de uso comunitario. Incluye oficinas administrativas destinadas al personal de la planta, sanitarios y Salón de Usos Múltiples, para desarrollar actividades de sensibilización y difusión comunitarias.

Buscan generar energía con residuos madereros

Una compañía papelera de Santa Fe y Córdoba invertirá para producir electricidad en Corrientes a partir del uso de biomasa industrial, generar energía para más de 20.000 habitantes de la región y abastecer unas 40 industrias madereras del Parque provincial Santa Rosa.
“Vamos a invertir u$s 42,5 millones para construir una planta de 12,5 MW”, confirmó Álvaro Lucena, presidente de Genergía Bio-Corrientes, y especificó que utilizarán “unas 200.000 toneladas anuales de residuos de aserraderos que, actualmente, se queman y afectan el medio ambiente”.
“Cuando la planta comience a funcionar, a mediados de 2018, pondremos en valor todos los residuos que hoy descartan y queman los industriales madereros de Santa Rosa, Corrientes”, sostuvo el empresario, y agregó que el proyecto “traerá beneficios económicos y ecológicos para los aserraderos, y trabajo directo e indirecto” para los habitantes de la región.
En diálogo con la Agencia Nacional de noticias, Álvaro Lucena aseguró que “es un proyecto integrador de las economías regionales porque hace crecer mucho la infraestructura y, sobre todo, porque la electricidad permitirá instalar futuros desarrollos productivos” en la zona.
Genergía Bío-Corrientes es una de las siete empresas que firmó la semana pasada con la Nación, el contrato de abastecimiento de Energía Eléctrica Renovable con Cammesa y su Acuerdo de Adhesión al Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (Foder) con el Ministerio de Energía y Minería y el Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE).
Genergía Bío-Corrientes y Pindó S.A. resultaron adjudicatarias de sendos proyectos para el desarrollo de energía biomásica en la Ronda-1 del Programa RenovAr, que impulsó el Ministerio de Energía y Minería de la Nación.
La primera de las iniciativas se construirá en el Parque Foresto-Industrial Santa Rosa, en la provincia de Corrientes, mientras que el segundo proyecto funciona desde septiembre de 2016 en Puerto Esperanza, a 250 kilómetros de Posadas, Misiones.
En realidad, la adjudicación para la Central de Puerto Esperanza contempló el uso del excedente de energía por biomasa que ya produce la planta, desde el pasado mes de septiembre, que alcanza los 4 MW/hora de potencia.
El presidente de Pindó, Andrés Scherer, la compañía misionera que obtuvo uno de los proyectos de biomasa, explicó que participaron de RenovAr “porque tenemos un excedente de 2 MW para generar energía en la planta, ya que la construimos con más capacidad de la que necesitamos”.
“Hoy, sólo consumimos el 30% de la capacidad total”, describió el empresario, y justificó el tamaño de la planta al confiar en que “nuestra industria continúa creciendo y vamos a necesitar energía eléctrica y vapor”.
Según sus dichos a Télam, señaló que “el 50% del volumen de un aserradero se transforma en residuos, corteza, aserrín y viruta, que tienen un valor relativo bajo, y se transforman en el combustible para el funcionamiento de la planta”.
Scherer cuestionó algunos aspectos del programa RenovAr al señalar que “no está pensado para proyectos de biomasa ni para empresas pequeñas o medianas”.
En ese sentido, mencionó que “tenemos que crear una empresa nueva para que facture la energía ya que el pliego exige que tiene que ser de propósito específico. No puedo usar a Pindó S.A. sino que debe ser otra compañía. Ese es un inconveniente importante”.

Parque tecnológico de reciclaje en San Juan

Según indican fuentes provinciales, este Parque de reciclado tecnológico tendrá empresas de reciclaje de neumáticos, de producción de ladrillos, trituradora de autos y recuperación de frascos, madera y bolsas.
De esta manera, San Juan contará con un parque tecnológico de reciclaje único en Cuyo. Así lo manifestó el secretario de Estado de Medio Ambiente, quien aclaró que para algunos malintencionados que creen que la basura de la región llegará a la provincia, la idea es que ésta sea reciclada y contar con los beneficios de este método.
Es así como el lunes pasado el gobernador Sergio Uñac fue quien firmó el llamado a licitación para que se instalen las empresas de reciclaje de neumáticos, de producción de ladrillos, trituradora de autos y recuperación de frascos, madera y bolsas.
Estas instalaciones marcan una gran apuesta por parte de San Juan, que busca mejorar sus estándares de sustentabilidad, ya sea en el tratamiento de residuos como en la generación de energía. La provincia cuyana ya cuenta con un gran impacto ambiental, proveniente de las diferentes explotaciones mineras, que ya le han traído varios dolores de cabeza.