Archivo de la etiqueta: plástico

Ladrillos compuestos con plástico reciclado

Para el verano de 2008 Oscar Aguirre consiguió una máquina trituradora y mezcladora, para hacer ladrillos a partir de plástico triturado con piedra granítica. Gracias al apoyo del arquitecto Fernando Cacopardo (a quien conoció fortuitamente) empezaron a hacer las pruebas con el material y a armar bloques manualmente.
A partir de esta idea, Oscar creó un espacio solidario donde cada familia puede armar y llevarse los bloques para una vivienda básica. “Si hacen ampliaciones, se les cobra $ 4 por bloque”, explica. “La gente trae plásticos, trabaja y paga los ladrillos de su casa”. Primero se construyeron 13 casas para las familias más necesitadas. La número 14 fue para Oscar y su familia.
También se armó una cooperativa, integrada por 18 jóvenes del barrio Monte Terrabusi  de Mar del Plata, a quienes Oscar y Fernando entrenan en el armado de bloques y la construcción de viviendas. De este modo, se genera inclusión y trabajo, para aquellos que están marginados.
Por su proyecto, Oscar ganó el primer premio al Microemprendedor 2011 organizado por la Fundación Avina, Fundación La Nación y Citi Bank. Con el monto del premio, adquirió una máquina y pagó cuentas y deudas. “Ahora necesitaría ampliar el galpón donde trabajamos y comprar más insumos”, dice el emprendedor. “La piedra granítica hay que traerla desde Balcarce y cada flete sale $ 1.800. Si conseguimos uno, hacemos 2.000 ladrillos”, asegura en una nota realizada por El Cronista.

Reciclar plástico para hacer viviendas

La empresa colombiana Conceptos Plásticos, es una de las finalistas del concurso The Venture organizado por la empresa Chivas Regal y que premia a los principales emprendimientos con alto impacto social a nivel mundial , busca revertir los daños que el plástico causa al planeta y utilizarlo en beneficio de los más necesitados.
Transformar el grave problema de la contaminación por el uso del plástico en una solución para las miles de personas sin casa, es la iniciativa de este grupo de colombianos.
La iniciativa nació en la necesidad del músico Fernando Llanos de construir su propia vivienda en una región de difícil acceso en el centro del país sudamericano.
Posteriormente, esta idea se convirtió en la tesis de grado del arquitecto Oscar Méndez, que luego de varios años de investigación se concretó el desarrollo de un ladrillo hecho a base del procesamiento de todo tipo de plástico desechado.
El sistema modular funciona como el juego de Lego y es adaptable en todo tipo de terreno y cualquier clima.
Los gestores del proyecto lo califican como un emprendimiento de triple impacto que de ser tenido en cuenta en ámbitos internacionales puede generar beneficios a un gran número de personas.
“Es de impacto social porque en Latinoamérica el déficit habitacional es tremendo. El 40% de Africa, Asia y Latinoamérica son personas que no poseen una vivienda, una de cada siete personas en el mundo vive en pobreza extrema, entonces queremos atacar ese segmento ofreciendo una vivienda”, dijo a la prensa Xinhua Oscar Méndez, gerente y socio de la empresa.
También detalló la importancia ambiental y económica de utilizar este tipo de residuos en la construcción de las casas modulares.
“Sólamente en Bogotá se arrojan al vertedero 6.300 toneladas de residuos, de los cuales aproximadamente el 12%, o sea 750 toneladas son de plástico, de las cuales sólo se reciclan 100 toneladas, entonces estamos enviando a Doña Juana (vertedero de la ciudad) cien viviendas de estas. También estamos creando valor a un tipo de plástico que no tienen mercado”, agregó.
El modelo de vivienda para interés social que consta de 40 metros cuadrados divididos en dos habitaciones, un baño, sala, comedor y cocina, se arma en tan sólo cinco días por cuatro personas sin ningún conocimiento previo en construcción.
Son casas que se arman sin ningún tipo adherente, lo que las convierte en viviendas portables que sus propietarios pueden desarmar con facilidad para transportarlas y ensamblarlas nuevamente.
Aunque han desarrollado varios proyectos de vivienda en el país andino, su proyecto bandera ha sido la construcción de 42 viviendas instaladas en 1.000 metros cuadrados para beneficiar a familias desplazadas en la población de Guapi, en el Pacífico colombiano.
Este proyecto fue edificado por 15 personas en un lapso de tan sólo 28 días y actualmente estudian la realización de otros proyectos de vivienda para solucionar el déficit habitacional de regiones apartadas de los departamentos de Chocó, Guajira y San Andrés.
La propuesta de esta empresa cuenta con todos los requisitos para llevarse el premio mayor de concurso que es considerado el más importante del sector de emprendimiento a nivel mundial y en el que participan 26 propuestas.
“Nosotros no cobramos por metro cuadrado construido sino por kilogramo procesado, pero para tener una idea una casa de 40 metros cuadrados cuesta aproximadamente US$130 el metro cuadrado construido”, añadió.
Entre sus reconocimientos la empresa ha recibido un premio del Ministerio de Vivienda de Colombia en 2010 y un reconocimiento de la ONU en Dubai como la mejor práctica. En 2014 ganó en la ‘Locomotora de la Innovación’ de la entidad Colciencias que premia los principales emprendimientos del país.
Recomendamos además el proyecto de cucharas para helado de material comestible suplantando las de plástico, como también el de el de biodiesel.

Peces se hacen adictos al plástico

La revista especializada, Science publica un informe por el cual explica que los peces jóvenes se convierten en adictos a comer plástico en los mares de la misma manera que los adolescentes prefieren la comida rápida poco saludable.
De esta manera, descubrimos que la exposición a altos niveles de poliestireno hace que las larvas de las percas prefieran el plástico por encima de comidas más naturales.
La investigación, liderada por científicos de la Universidad de Uppsala, en Suecia, asegura que la dieta de plástico hace a los peces “más pequeños, más lentos y más estúpidos”.
Durante los últimos años, ha aumentado la preocupación de los investigadores por los altos niveles de contaminación de plástico en los océanos. Se estima que más de 5 billones de trozos de plástico, con un peso aproximado de 270.000 toneladas se encuentra en los océanos. aunque otras investigaciones plantean que unas ocho millones de toneladas de desecho de plástico son vertidas en los océanos cada año.
El problema principal de contaminación lo ocasionan las micropartículas que se generan cuando pedazos más grandes se van degradando por efecto de las olas y los rayos del sol, así como las que se encuentran en muchos productos de belleza como pasta de dientes y maquillaje.
A los investigadores les preocupa que estas micropartículas se queden en los intestinos de los animales marinos y emitan químicos tóxicos y han hecho un llamado a que la industria cosmética deje de usarlas.
En el estudio, los científicos expusieron larvas de perca a diferentes concentraciones de poliestireno en unos tanques de agua.
En aguas limpias, el 96% de los huevos eclosionó, en cambio en aguas contaminadas con grandes cantidades plástico esa cifra disminuyó a 81%.
Cuando se las expuso 24 horas a la presencia de depredadores, la mitad de los peces jóvenes en aguas limpias sobrevivió, mientras que todos aquellos que fueron expuestos a mayores concentraciones de plástico murieron.
Quizás más sorprendente para los expertos fue la forma en la que el plástico modificó los gustos alimenticios de las jóvenes larvas.
“Todas las larvas tuvieron acceso a zooplanctony a pesar de ello prefieron comer plástico”, aseguró Oona Lonnstedt, quien lideró la investigación.
“Parece que el plástico tiene propiedades químicas o físicas que generan una necesidad particular de comida en estos peces”, explicó.
“Ellas creen erróneamente que se trata de comida de alto valor energético y que necesitan comer mucho”.
“Pero es algo parecido a lo que ocurre con la comida basura poco saludable en los adolescentes: están simplemente llenándose”, agregó.