Archivo de la etiqueta: peligro

Comienza la segunda temporada de “Planeta en peligro”

Una verdadera constelación de figuras del espectáculo serán los protagonistas de esta serie que comienza hoy en NatGeo.
Arnold Schwarzenegger, Sigourney Weaver, Jack Black, Joshua Jackson, Ty Burrell, Don Cheadle, la modelo brasileña Giselle Bündchen y el presentador David Letterman son algunas de las personalidades comprometidas con la causa medioambiental que ejercen el rol de curiosos investigadores en los ocho episodios de una hora que componen la nueva temporada de la serie.
Planeta en peligro, cuya primera entrega de 2014 obtuvo el premio Emmy en la categoría “Mejor Serie Factual”, cuenta con David Gelber como productor ejecutivo, responsable durante 25 años del programa periodístico estadounidense “60 Minutos”.
En una conferencia a la que accedió la Agencia Télam como único medio de Argentina, un verborrágico Gelber explicó con pasión que cree que el mundo atraviesa hoy una situación “potencialmente catastrófica” y que se siente “aterrado” por el discurso negacionista del calentamiento global del recientemente electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
“Nunca imaginamos que esto (que ganara Trump) iba a pasar pero ahora que ha sucedido, creo que la importancia de nuestra serie es infinitamente más grande”, afirmó Gelber, para quien “el cambio climático va a ser uno de los grandes temas en los próximos años”.
Cada episodio de la serie presenta a alguno de los famosos en viaje como corresponsal a un punto del planeta; allí conversa con expertos y con víctimas directas de distintas manifestaciones de la problemática ambiental, como las dificultades para producir energía no contaminante, las sequías, los devastadores huracanes o los refugiados climáticos.
“Queremos entretener a la gente tanto como informarla. Estas historias son bastante entretenidas. Pero nuestra esperanza es que la gente que cree que el cambio climático es un problema pero no lo toma tan en serio entienda que esta es la amenaza más grande que hoy enfrenta el planeta, no hay ninguna más grande”, dijo Gelber.
El productor explicó que la elección de famosos obedeció por supuesto a su capacidad de “atraer a una audiencia mucho más grande” y de “generar medios secundarios”, pero especialmente porque la intención era “poner presentadores en la posición de observador inteligente que no lo sabe todo, pero quiere saber más”.
Gelber cree que si bien “hay muy buenos documentales” de temática ecológica, “Planeta en peligro” se diferencia en que se limita a mostrar el “impacto para los humanos, en cómo afecta a la gente”, pero sin “sermonear a nadie”: “La mayoría de ellos tiene una especie de voz de autoridad que como que alecciona al público acerca de la importancia del cambio climático. Nosotros no estamos haciendo eso”, puntualizó.
“Estamos en una carrera contra el tiempo en lo que respecta al cambio climático. Las consecuencias del calentamiento global se están acelerando mucho más rápido de lo que incluso los científicos imaginaron”, afirmó sobre la situación ambiental actual, razón por la que es fundamental aumentar la conciencia del público.
En ese sentido, criticó duramente a los medios de comunicación, ya que en su opinión “una de las grandes fallas periodísticas en lo que va de este siglo es qué tan poca atención se le ha puesto a lo que realmente se transformará en el mayor tema del siglo 21”.
“Tuvimos dos elecciones presidenciales, en 2012 y 2016, con un total de seis debates entre candidatos. Nunca, ni una vez, alguno de los candidatos fue consultados por el cambio climático, y estoy seguro de que de acá a 20 años los historiadores y todos nosotros vamos a recordar el fallo de los medios principales y vamos a preguntarnos qué diablos estaban pensando”, subrayó.

Honduras es el país más peligroso para los activistas del medio ambiente

honduras medio ambiente20/4/15 – Honduras es el país más peligroso para los activistas del medio ambiente y registra la muerte anual de decenas de personas que defienden los derechos de tierra de los indígenas frente a la minería, los proyectos de represas y la explotación forestal, dijo el lunes una organización no gubernamental.
Entre el 2010 y el 2014, 101 activistas fueron asesinados en Honduras, la tasa per cápita más alta de cualquier país encuestado en un reporte de Global Witness, aunque el número total más alto correspondió a Brasil.
A nivel mundial, los asesinatos de activistas ambientales llegaron a un promedio de más de dos por semana en el 2014, lo que representa un alza de un 20 por ciento respecto al año previo, según el reporte.
América Latina exhibió el peor desempeño, representando casi tres cuartas partes de los asesinatos, con 29 muertes reportadas en Brasil, 25 en Colombia y 12 en Honduras.
“Históricamente ha habido una distribución de tierra muy desigual de América Latina, lo que ha causado conflictos entre las empresas locales y extranjeras y las comunidades”, dijo Billy Kyte, activista de Global Witness, a la Fundación Thomson Reuters.
“Los gobiernos de América Latina de ninguna manera toman este problema en serio. Los niveles de impunidad también son muy altos, por lo que lo autores de los delitos suelen salirse con la suya”, dijo.
El reporte reveló que el 40 por ciento de los defensores del medio ambiente que murieron el año pasado fueron indígenas atrapado en la línea del frente mientras trataban de defender la tierra y fuentes de agua de las empresas en una lucha creciente por los recursos naturales.
“Muchos grupos indígenas carecen de títulos de propiedad claros sobre sus terrenos y sufren la apropiación de tierras por parte de poderosos intereses comerciales”, dijo el reporte.
El activista hondureño Martín Fernández dijo que se vio obligado a huir a Brasil por tres meses en el 2012 después de que recibió amenazas de muerte por teléfono y de que fue seguido por coches con los vidrios oscurecidos cerca de su trabajo y hogar.
“Vivimos con miedo, con el temor constante a un ataque. Yo y muchos colegas hemos tenido que vivir en el exilio”, dijo Fernández, líder del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, un grupo hondureño de defensa del derecho a la tierra, a la Fundación Thomson Reuters en una entrevista telefónica.
Fernández dijo que las empresas hondureñas y extranjeras están explotando las tierras indígenas y talando los bosques, sobre todo en la provincia norteña de Yoro, donde viven los indígenas tolupanes, para dar paso a proyectos de minería y la construcción de represas.
En su reporte, Global Witness dijo que el Gobierno hondureño espera atraer 4.000 millones de dólares en inversiones mineras y recientemente liberó 250.000 hectáreas de tierra para nuevos proyectos mineros.
Esta situación es un extremo. En nuestro país, las vicisitudes de los activistas, pasan por la prisión y muchas veces por la violencia, sobre todo en las manifestaciones de los pueblos originarios en las provincias del norte argentino. La mayoría de las veces la suerte de los activistas ambientales pasa por la falta de respuesta y la inacción estatal frente a los reclamos. (Fuente: Fundación Thomson Reuters)

Regularán el comercio de árboles para reducir tala indiscriminada

madera protegidaLa conferencia de la Convención sobre el Comercio Internacional de Flora y Fauna (CITES) acordó regular el comercio de varias especies de árboles para reducir su tala a causa del tráfico de maderas exóticas, una lucha que lidera Sudamérica.
“La región de Sudamérica ilustra el problema mundial de la sobreexplotación por parte de la industria maderera. Desde hace varios años, los Gobiernos se han dado cuenta del gran problema que afrontan y han mejorado mucho su gestión sostenible. Lideran el camino para la preservación”, dijo David Newton, experto en flora del grupo ecologista internacional “Traffic” a una agencia de noticias europea.
Más una veintena de especies de árboles, la mayoría originarios de América del Sur, están desde hace varios años incluidos en el apéndice segundo de la CITES, que corresponde a las no amenazadas por la extinción pero comercializadas bajo una regulación establecida de común acuerdo entre los países firmantes.
“Los países implicados negaron durante décadas la existencia del problema. Pero, años más tarde, lo aceptaron y enfrentaron al aprender cómo gestionar sus recursos para no perderlos en el uso industrial”, señaló Newton en el marco de la reunión que se celebra en Bangkok desde el pasado 3 de marzo y que concluirá el próximo jueves.
A petición conjunta de Tailandia y Vietnam se debatió y aprobó “por consenso” la inclusión en el apéndice segundo del Palisandro Siamés, una especie de árbol “sobreexplotada” que se puede encontrar en selvas de Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam.
“Esta especie es uno de los más claros ejemplos de cómo los gobiernos locales son incapaces de proteger sus especies frente a las actividades de las mafias ilegales de la madera”, apuntó la Agencia de Investigación para el Medio Ambiente en una nota leída durante la sesión.
Otras especies amenazadas por la tala ilegal que fueron incluidas por consenso entre los delegados, fueron el Ébano y el Palisandro de Madagascar.
David Newton destacó que “China recibe la mayor parte de las exportaciones de madera ilegal proveniente de Madagascar. El futuro de los bosques de esta isla africana está amenazado ya que el gobierno cuenta con muy pocos recursos para controlar la explotación de sus recursos”.
El experto de Traffic agregó que “la inclusión de estas especies en el listado del CITES es un buen comienzo para la protección de las selvas de Madagascar”, cuya delegación también pidió similar protección para otras seis especies de flora.
El Palisandro Granadillo y el Palisandro de Honduras, propuestas realizadas por Belice, y el Palo de Rosa, a instancias de Brasil, fueron otros de los árboles listados en el Apéndice segundo “por consenso”.
El tráfico ilegal de la madera es uno de los más complicados de rastrear debido a la variabilidad de sus mercados, apuntó Newton.
“China ha desplazado el flujo del mercado tradicional de la madera ilegal que antes se centraba en Europa y Norte América”, resaltó el representante de Traffic.
Según afirma Newton, el gigante asiático importa madera ilegal de las selvas de África, Suramérica y del Sudeste Asiático.
Shanghai, Hong Kong y Macao son los principales puertos de entrada de los troncos de madera que la industria china transforma después en muebles, instrumentos musicales o en objetos de decoración
El puerto de Singapur es otro centro de distribución, mientras que las porosas fronteras de China con Laos, Birmania (Myanmar) y Vietnam son las principales rutas seguidas por las bandas que se dedican al trafico ilegal de madera ilegal.