Archivo de la etiqueta: inti

Promueven el reciclado de neumáticos

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) promueve que los municipios transporten los neumáticos a la planta nacional Regomax, en el predio Ceamse, con el objetivo de solucionar el reciclado de unas 130 mil toneladas de cubiertas desechadas anualmente en la Argentina.
Por tal motivo,  la especialista ambiental del INTI Caucho, Karina Potarsky, explicó a la Agencia Télam “La Ceamse (Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado) cedió por 20 años los predios en los que está Regomax, y desde el INTI tratamos de que todo el sector público y privado les envíe a costo cero los neumáticos” separados de otros residuos.
En Regomax los neumáticos son triturados “para reducir el volumen, luego con bandas magnéticas separan el metal y, por aspiración, los gránulos de caucho de la tela” con la que se reviste la rueda.
Lo obtenido se utiliza para fabricar pisos de carpeta de goma -con un aglomerante de poliuretano-, alfombras de césped para plazas y canchas, y como combustible para la industria cementera.
Potarsky, licenciada en Análisis Ambiental y coordinadora nacional del proyecto, afirma que “los neumáticos en sí no son peligrosos. El problema, además de lo visual, es que si son quemados emiten dioxinas y furanos, y si van a relleno sanitario, migran hacia la superficie”.
“Si lo uso controlado, no es peligroso: quemado sí, y es casi imposible apagar una pira de neumáticos”, y está desaconsejado usarlos para relleno sanitario, enfatiza.
Dado que los neumáticos son considerados residuos domiciliarios, los dueños de las gomas descartadas son los municipios, mientras que los privados serían los grandes generadores del material.
El rol del INTI es ayudar a los municipios “con la logística de recolección y separación en origen, para que lo ingrese al predio (en José León Suárez) con tasa gratis, y la Ceamse les da el certificado”, detalló.

Jornada sobre Hábitats tendientes a la emisión cero

El foro Hábitats tendientes de la emisión cero lo organizó el INTI para promover las ventajas de las tecnologías sustentables. Según trascendió a la prensa, durante la jornada expusieron integrantes del CONICET, el INTA, la Fundación UNIDA, la Dirección General de Estrategias Ambientales de la Ciudad de Buenos Aires y el especialista alemán Gernot Minke.
En la apertura de la quinta edición del foro, Mónica Tedesco, coordinadora del Programa de Tecnologías Sustentables del INTI sostuvo en referencia a este tipo de encuentros que “dejan en evidencia la necesidad de un cambio de paradigma civilizatorio, y en esto la tecnología tiene un rol vital, tanto en los procesos productivos como en la industria. Hay una gran demanda de los actores de impulsar estas iniciativas y el INTI tiene un rol protagónico en la puesta a punto de estas tecnologías, en la validación y mejora de la calidad de los materiales e innovaciones”.
Seguidamente, comenzó el debate sobre hábitats para el desarrollo local endógeno con sustentabilidad, llevado adelante por profesionales del INTI y la Fundación UNIDA. Allí se expuso la necesidad de pensar el Desarrollo a Escala Humana, un concepto que parte de las necesidades fundamentales: “El desarrollo no refiere a objetos sino a personas, cuyas necesidades no son ilimitadas sino finitas y constantes, lo que nos permite llegar a la idea de decrecer con equidad, un concepto que plantea vivir mejor, con menos recursos y más equidad para toda la población” explica Lucio Capalbo, de la Fundación UNIDA.
Por su parte, el sociólogo del INTI Hernán Escudero puso en discusión el rol de los tecnólogos y los organismos de ciencia a la hora de plantear políticas públicas sustentables, y llamó a pensar “lo social” en la tecnología, es decir, la necesidad de participar colectivamente en la creación tecnológica.
El camino de la validación institucional de las tecnologías sustentables fue el nombre del panel de expertos en el que participaron investigadores de INTI y CONICET. La conferencia encabezada por el arquitecto y docente de la UBA, Rodolfo Rotondaro, expuso sobre el estado del arte en materia normativa que afecta a la construcción con tierra cruda a nivel municipal, provincial, nacional e internacional.
Rotondaro comentó el avance en siete provincias del país que trabajaron en legislaciones específicas a raíz de la necesidad de acceso a la vivienda, San Luis, Chubut, Río Negro, La Pampa, Mendoza, Neuquén y Buenos Aires. Para tal fin fue necesario el involucramiento de la sociedad civil, el Estado y la universidad. De esta forma se confeccionaron normativas que incluyen ensayos pertinentes (de los materiales y de la estructura de las construcciones) que son parte de la oferta tecnológica de organismos como el INTI o la Universidad de Tucumán, por nombrar algunos.
Durante la jornada se presentó la Plataforma virtual de Tecnologías Sustentables de la mano de Alejandro Domínguez del Programa Tecnologías Sustentables del INTI. En este sentido indicó que es una idea que visibilizará información de manera simple y la oferta tecnológica del Instituto en materia de sustentabilidad. Estará dividida en módulos temáticos como Bioconstrucción, Energías Renovables, Calefacción, Saneamiento y Techos verdes, entre otros, y se sumarán diversos centros y programas del INTI para aportar desde su experticia técnica.
“Esta es una plataforma que lanzamos hace pocos días entre INTI-PTM, INTI-Córdoba e INTI-Tucumán, a la que se sumarán escalonadamente universidades, instituciones y asociaciones. Por ejemplo, para el módulo Bioconstrucción se van a relevar materiales, procesos y sistemas constructivos de todo el país. Luego de ser procesada, esta información será volcada a un sitio web abierto al público”.

Biocombustible para aviones

convenio biocombustible aeronauticoYPF, Aerolíneas Argentinas, INTA, la Subsecretaría de Transporte Aerocomercial, la Administración Nacional de Aviación Civil y la Cámara Argentina de Biocombustibles, además del INTI firmaron un acuerdo para el desarrollo de biocombustible aeronáutico.
El convenio firmado tendrá vigencia, en una primera etapa, hasta diciembre de 2013. En dicho período las partes deberán presentar los resultados del proyecto a desarrollar con la determinación de los presupuestos técnicos y reglamentarios para el uso de biocombustibles en la actividad aeronáutica, identificaran las materias primas viables para su desarrollo y realizarán un análisis de viabilidad a escala de producción.
El inicio del trabajo conjunto entre las entidades también comprende el análisis de la estrategia fiscal y legal para su viabilidad económica, el programa y esquema de incentivos para pequeños y medianos productores tanto en los procesos de siembra como de extracción y refinación, y finalmente, identificarán mecanismos de financiación de organismos tanto nacionales como multilaterales.
Luego de firmar el convenio, el doctor Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas Sociedad Anónima y Austral Líneas Aéreas – Cielos del Sur SA- afirmó que: “Hoy es un motivo más de alegría, un desafío que encaramos en conjunto, una vez más, trabajando de manera coordinada con otros organismos del Estado y con organismos privados, por el progreso y la mejora, para empezar a utilizar combustibles alternativos”. Y agregó: “Quiero agradecer a todos la colaboración, así como el trabajo en conjunto que vamos a empezar a hacer. Esperamos tener resultados muy pronto y empezar a cargar biocombustible en nuestros aviones, siendo también pioneros en esto en la Argentina”.
El convenio marco de cooperación fue firmado por los doctores Manuel Baladrón, de la Subsecretario de Transporte Aerocomercial, Alejandro Granados, de la Administración Nacional de Aviación Civil y Mariano Recalde presidente de Aerolíneas Argentinas. También lo suscribieron Fernando Peláez, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles, Gustavo Bianchi, director de Tecnología de YPF, el ingeniero Ricardo del Valle, presidente del INTI, y el ingeniero agrónomo Carlos Casamiquela, presidente del INTA.
Este proceso, que recién comienza, puede ser un verdadero impulso a los combustibles verdes para la aeronáutica pese a que su costo no sea competitivo de momento, cuestión que lo hace poco viable en una industria que optimiza costos de manera exponencial a nivel mundial.