Archivo de la etiqueta: girsu

Gestión de residuos en Rosario

Ayer se inauguró el Centro Ambiental de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), ubicado en el margen sur de la autopista Rosario-Buenos y el arroyo Saladillo, en jurisdicción villagalvense, que constituye la inversión más grande de la historia de la provincia de Santa Fe en saneamiento y gestión de residuos sólidos.
El Centro Girsu viene a dar respuesta a uno de los mayores conflictos de orden ambiental, social y urbanístico que se registraba en el Corredor Sur Metropolitano (particularmente en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez), que era la existencia de dos importantes basurales a cielo abierto, ubicados en la margen sur del arroyo Saladillo, a ambos lados de la autopista. Se trata además del primer proyecto a gran escala impulsado desde el Ente de Coordinación Metropolitana.
“Creo que el Ente de Coordinación Metropolitana de Rosario es la mejor experiencia en su tipo del país”, agregó la intendenta de Rosario Mónica Fein en el sentido de que expresa “la convicción de 25 municipios y comunas, de distinto signo político, que hoy adhieren y tienen un Plan Estratégico para toda la región”.
De esta manera se elimina el basural a cielo abierto más grande de la provincia. El ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, coincidió en tanto que “se trata de una obra histórica que aportará soluciones a un problema importante en la región. Desde el gobierno provincial trabajamos con determinación para eliminar los basurales a cielo abierto en todos los municipios y comunas”; además señaló que “a través de esta obra se ha eliminado el basural a cielo abierto más grande de la provincia. Esto solucionará la disposición final de residuos de las localidades del cordón Sur Metropolitano”.
Asimismo, Speranza precisó que “el proyecto, desarrollado en articulación con el Ente de Coordinación Metropolitana Rosario (ECOM), incluyó el saneamiento y recuperación ambiental del borde sur del arroyo Saladillo”.
El proyecto se gestó con el fin de iniciar un proceso de saneamiento y de proporcionar simultáneamente un importante equipamiento para la región, se impulsó la ejecución de un proyecto integral de desarrollo urbano y mejora ambiental, que incluyó la construcción del Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, Girsu (en un área de 16 hectáreas), un parque público (de 21 has) y una reserva natural (de 20 has), liberando de este modo la margen sur del arroyo Saladillo.
Según informan desde la comuna rosarina, el Centro Girsu constituye un moderno equipamiento, diseñado para recibir aproximadamente 450 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. Las instalaciones cuentan con estructuras específicas para abordar diferentes procesos y resolver el funcionamiento integral del complejo:
Control de ingreso. Incluye la oficina de control y la báscula de pesaje de camiones para verificar la composición y registrar el peso de residuos ingresado.
Planta de separación y clasificación. Identifica residuos inorgánicos y separa residuos mayormente orgánicos para ser transformados en compost.
Planta de compostaje. Estabiliza el residuo orgánico y reduce su volumen. Procesa hasta 150 ton/día de residuos domiciliarios.
Planta de clasificación de desechos de construcción. Separa áridos por granulometría y recupera materiales. Tiene capacidad de procesamiento de 100 ton/día.
Relleno sanitario. Recibe fundamentalmente los residuos remanentes del proceso para su disposición final. Tiene una capacidad de recepción de 300 ton/día.
Planta de tratamiento de líquidos lixiviados. Contempla dos etapas, biológica y físico-química, con el fin de obtener un líquido de calidad normativamente aceptable para ser volcado a los cursos de agua.
Dependencias administrativas y de uso comunitario. Incluye oficinas administrativas destinadas al personal de la planta, sanitarios y Salón de Usos Múltiples, para desarrollar actividades de sensibilización y difusión comunitarias.

Ciudades santafesinas apuestan por el medio ambiente

San Jerónimo Norte y Progreso, se han transformado a lo largo de los últimos años en dos de las comunidades de Santa Fe que más trabajan en el reciclado y tratamiento de residuos.
Dentro de un concepto de capacitación continua, operarios de las Plantas de Tratamiento de Residuos realizaron una visita al Complejo Ambiental Rafaela, para perfeccionarse en las actividades que ellos desempeñan.
“De esta manera conocimos la experiencia de reciclado de esta ciudad, consultando inquietudes e intercambiando conocimientos”, indicaron a la publicación El Litoral.
La visita fue guiada por la Ingeniera Gisela Daniele perteneciente al Instituto para el Desarrollo Sustentable, quien estuvo acompañada del presidente comunal Carlos Volpato, el vicepresidente Juan Carlos Cignetti, el Equipo de Voluntariado de Educación Ambiental y miembros del Equipo de trabajo en gestión de Residuos de la Comuna de Progreso.
En este sentido, vale destacar que la comuna de Progreso trabaja fuertemente en la Planta de Tratamiento de Residuos GIRSU, quien en los últimos meses entregó un total de 23.480 kilos de material que será reciclado y volverá al circuito productivo.
Es por ello que han comenzado con campañas a lo largo de los últimos meses, para seguir avanzando necesitan que cada hogar, comercio e institución del pueblo separe los residuos que genera y los disponga correctamente para la recolección.
Además, San Jerónimo Norte está dando un paso fundamental en materia del cuidado del medioambiente, con la puesta en funcionamiento del Centro de Transferencia de Residuos Inorgánicos.
El proyecto -desarrollado con fondos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación- tiene como objetivo recuperar la fracción inorgánica de residuos para su tratamiento, almacenamiento, prensado y comercialización.
La planta se compone de un galpón de 480 metros cuadrados, con 6 bunkers laterales para el almacenamiento de los residuos entre ellos: vidrios, plásticos y latas. En el sector interno del galpón se guardarán todos aquellos residuos que no se pueda mojar: cartón y papel.
El trabajo de Rafaela se consolidó con  la creación del Programa Rafaela + Sustentable, cuando en 2010 se impulsó el desarrollo del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, acompañado por una ordenanza que brinda un marco legal adecuado para su implementación. Entre los objetivos y metas del Plan Girsu, se plantea la reducción del enterramiento controlado de residuos en un 80% en proyección al 2020.
Una vez analizado el origen y las características físico-químicas, de las 90 mil toneladas al año (en promedio) de residuos sólidos urbanos e industriales asimilables a urbanos que se disponen en el relleno sanitario, se desplegaron un conjunto de acciones tendientes a reducir la generación, fomentando el consumo responsable y la producción más limpia.
Además, se profundizaron las campañas de educación ambiental, creando una conciencia colectiva. También se apunta a consolidar la separación en origen, en domicilios y grandes generadores de materiales reciclables y biodegradables, incorporando los residuos de manejo especial, perfeccionando los sistemas de recolección diferenciada, promoviendo el desarrollo y la innovación en materia de recuperación energética a partir de residuos, fomentando la reutilización en aquellas corrientes de residuos que sean posible, e impulsando la industria del reciclado como estrategia para crear nuevas empresas y empleos verdes.

Programa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos en Tucumán

residuos tucumanPoco a poco, el desarrollo sustentable reclama que se pongan en práctica sistemas que promuevan el cuidado del medio ambiente.
Por esto, la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), puso en marcha el Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.
El acto conmemorativo de esta instancia se realizó en el Patio del Rectorado, con la presencia de la rectora Alicia Bardón, una de las impulsoras de la iniciativa.
El programa se denomina GIRSU, y es una iniciativa que fomenta acciones de educación ambiental e inclusión de prácticas sostenibles para preservar el ambiente al cual pertenece la UNT y sus alrededores inmediatos.
El objetivo principal es reducir la generación de residuos, aprender a reutilizarlos y luego reciclarlos.
Para ello se establecerán sistemas de separación en origen y recolección diferenciada. Los beneficios son múltiples y van desde ahorro y optimización de los recursos naturales y energéticos, hasta la prevención de la contaminación y de la degradación ambiental.
Según adelantaron los coordinadores del GIRSU, la tarea se llevará a cabo en torno a dos ejes centrales, concientizar sobre las problemáticas ambientales generando motivación para el cambio de hábitos de consumo. Y también trabajar activamente en el ámbito educativo, laboral y recreativo promoviendo la separación en origen de los residuos mediante la instalación de contenedores diferenciados.