Archivo de la etiqueta: compras

En las góndolas también se vota

16/11/15 – Mientras transcurren los días previos a las elecciones en Argentina, pudimos ver el debate presidencial, dónde los candidatos se ocuparon de cuestiones bastante alejadas de la agenda verde del país, que no es una de las prioridades y tampoco apareció en un segundo plano. Solamente, uno de los candidatos hizo una mención al impulso de fuentes de energías renovables para variar la matriz energética argentina.
Pero bien, las elecciones no pasan solo por las urnas y  para quienes buscamos un país más sustentable no se vislumbran muchas opciones, por tanto el ideal es seguir trabajando para que estos temas sean prioritarios en las agendas públicas y que quienes tomen las decisiones tengan una mirada más verde a la hora de pensar el destino del país.
A los hombres de a pie nos queda tomar las decisiones hogareñas y estas también son importante, de allí que digamos que en las góndolas también se vota y esto lo conseguimos eligiendo productos que sean orgánicos, facturados a partir de las reglas de comercio justo y en lo posible de empresas locales.
Estas medidas, por pequeñas que parezcan, sientan una tendencia de mercado y de esta manera colaboramos desde nuestro lugar y sin demasiado esfuerzo a lograr una ciudad más sustentable. Podemos también, explicarle a nuestros amigos y familiares dónde conseguir estos productos o planear una salida a la feria del barrio buscando potenciar esta actitud que busca que mejore nuestra calidad de vida y por ende la de las personas que apreciamos.
Para quienes tienen algo más de tiempo y ganas de estudiar el tema, pueden sumar otros parámetros al momento de hacer sus compras como por ejemplo las acciones que llevan adelante las empresas que muchas veces se disfrazan de verdes pero que en realidad poco colaboran con el medio ambiente.

Desperdicio de Alimentos

alimentos desperdiciados3/2/15 – Según los datos que maneja la FAO un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano se pierde o desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a aproximadamente 1 300 millones de toneladas al año. Esto significa obligatoriamente que cantidades enormes de los recursos destinados a la producción de alimentos se utilizan en vano, y que las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la producción de alimentos que se pierden o desperdician también son emisiones en vano. Además de este impacto entendemos que hay una cuestión moral vinculada a la mala distribución de la riqueza en un mundo donde el hambre sigue siendo un flagelo que se carga la vida de los más necesitados. Sin ir más lejos, en Argentina han muerto tres chicos por desnutrición en los primeros 30 días del año.
Si nos ponemos a pensar en la cantidad de alimentos que arrojamos a la basura, ya sea por sobras o por caducidad, descubriremos que solemos tener importantes fallas a la hora de establecer u consumo responsable. Dejando de lado la cuestión económica, descubrimos que la cantidad de comida que se desperdicia es altísima y podemos tomar medidas concretas para evitar que la cantidad de alimentos desperdiciados se reduzca, así como también podemos tomar medidas a la hora de elegir los envases buscando reducir la cantidad de residuos que producimos.
El truco está en hacer compras racionales, pensar en el consumo que hacemos de los alimentos que compramos y pensar antes de comprar.

Argentina se suma a las Compras Públicas Sostenibles y Eco-etiquetado

loguzzoSe llevó a cabo en Buenos Aires la II Reunión del Grupo Regional de Coordinación de los Países del Cono Sur en el marco del Proyecto Global sobre Compras Públicas Sostenibles y Eco-etiquetado (SPPEL) del Programa de las Naciones Unidas PNUMA.
Se trata del puntapié inicial de la participación argentina en el proyecto, que buscará incrementar el conocimiento y la capacidad para el desarrollo de políticas sobre compras públicas sostenibles y ecoetiquetado. Autoridades advirtieron sobre el uso de etiquetas como barreras paraarancelarias.
La reunión fue coorganizado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, e incluyó además el dictado del Taller de Capacitación para Países de América Latina en Compras Públicas Sostenibles y Ecoetiquetado.
Así se inició el componente argentino del proyecto SPPEL con los Estados de Latinoamérica que está dirigido a responsables de políticas, profesionales y representantes de la industria, con el fin de incrementar el conocimiento y la capacidad para el desarrollo de políticas sobre compras públicas sostenibles y ecoetiquetado y su implementación en América Latina.
“Sabemos que los patrones de desarrollo no sustentables son los principales responsables de la crisis ambiental que existe y del cambio climático”, expresó Enzo Judis, Subsecretario de Promoción del Desarrollo Sustentable, para luego considerar “indispensables” las acciones desplegadas a través del PNUMA en pos de revertir la situación.
Sostuvo además que “a partir de la cumbre en Río de 1992, la opción de modalidades de producción y consumos sostenibles constituye un objetivo y un requisito fundamental para alcanzar el desarrollo sostenible”, y que los otros pilares en esta tarea lo constituyen “el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas” y “la adopción del criterio de transición justa, que respeta el número y la calidad de los puestos de trabajo”.
A continuación, María Fabiana Loguzzo (foto), Directora General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, agradeció a la SAyDS la oportunidad brindada a la Cancillería de participar del proyecto, “un elemento importante de la agenda internacional para el consumo y la producción sustentables”, que va a integrar asimismo el temario de la 1° asamblea universal del PNUMA a celebrarse en junio del corriente año.
También advirtió sobre la posibilidad de que el ecoetiquetado “se convierta en barreras comerciales a la entrada de nuestros productos a otros mercados”, en referencia a iniciativas unilaterales provenientes de países desarrollados “que nos exigen una determinada certificación ambiental que nosotros no estamos todavía en condiciones de dar”.
Tras citar el ejemplo de la Unión Europea, que ha impuesto medidas restrictivas en el sector alimentos vinculadas a la huella de carbono, alegó que “tenemos derecho a participar en la definición de esos estándares” y obtener una validación que nos permita comerciar sin trabas. Recordó, finalmente, que estas inquietudes fueron debatidas en la XIX Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, organizada entre el 11 y el 14 de marzo en Los Cabos, México.