Archivo de la etiqueta: campaña

La Universidad de Cuyo recolectó 15 toneladas de material reciclable

Gracias al programa `UNCuyo Separa sus Residuos´, que junto al cuidado del medioambiente busca generar trabajo y contribuir a la economía de varias cooperativas de Mendoza la Universidad Cuyana logró juntar 15 mil kilos de materiales reciclables en un año.
El coordinador del Centro de Información y Comunicación de la UNCuyo (CICUNC), Mauricio González, destacó la importancia que tiene para la universidad la implementación del proyecto de separación “no solo para generar conciencia entre el alumnado sino para que la idea pueda fortalecerse llevándola al resto de la provincia a través de los distintos municipios y barrios”.
Desde hace un año, el proyecto busca realizar un tratamiento integral de los residuos que los alumnos y docentes producen en la universidad por medio de la separación, clasificación y posterior reciclado de dos sectores diferenciados: envases y papel.`UNCuyo Separa Sus Residuos´ se implementa desde el Programa de Residuos del Instituto de Ciencias Ambientales en articulación con el CICUNC, el área de Articulación Social e Inclusión Educativa y las distintas unidades académicas del Campus.
De esta manera, en el primer año se recuperaron 15 toneladas de material reciclable: tres de la categoría `Envases´ y doce de la categoría `Papel´, para lo cual se pusieron en marcha 115 Islas Internas, 648 Islas de Oficina, 50 Islas Externas y 12 Plataformas de Contenedores.
En 2016 se realizaron 17 charlas ante 1.800 estudiantes, cinco talleres con colegios de la UNCuyo y otros tantos con el personal de Mantenimiento y Servicios; además de entregar 2.000 premios con diferentes juegos y concursos, una veintena de acciones en la comunidad y treinta Promotores Ambientales que multiplicaron el mensaje.
Un sistema que no funcionaría sin el trabajo diario del personal de Mantenimiento y Servicios, los estudiantes, los docentes, el Personal de Apoyo Académico y las autoridades.
Junto a la tarea de selección y recolección, el proyecto impacta en la economía social de Mendoza dado que se compraron 82.000 bolsas confeccionadas por la Cooperativa La Rañatela, donde trabajan jóvenes con capacidades diferentes; mientras la Cooperativa de Recuperadores COREME llenó 81 camiones con material recuperado, lo que le permitió duplicar la cantidad de asociados, de 20 a 40.
Por otro lado, se contrató a la empresa especializada Reciclarg, que se llevó diez toneladas de residuos electrónicos.
Vale destacar que otro logro de la campaña fue obtener la primera mención en la categoría `Comunicación Institucional y Responsabilidad Social´ de los premios `Obrar´ del Consejo Publicitario Argentino.
“Es responsabilidad de la universidad liderar estos proyectos, ya que desde el punto de vista comunicacional nos convertimos en un ejemplo para que esto se transforme en una cultura y que además de cuidar el ambiente se pueda generar trabajo y contribuir a la economía”, explicó Gónzalez.
Durante los recientes festejos por el primer año del proyecto, se impulsaron actividades como la `Expo Sostenible´, que presentó experiencias sustentables impulsadas en dependencias de la Universidad para mostrar que hay caminos alternativos que cuidan el ambiente, generan trabajo y contribuyen a la economía.

Concientizan sobre las colillas de cigarrillo

La iniciativa  de Ecohouse promueve la educación ambiental y resalta un grave problema de los argentinos. Maximo Mazzocco, presidente de la organización afirmó que hicieron “un relevamiento sobre la cantidad de restos de cigarrillos que se arrojan” y advirtió “sobre el grave problema que representa a nivel ambiental, y que evidencia la falta de educación y buenos modales”.
La asociación comenzó el jueves su campaña #OjoConLaColilla, desde las 15 hasta las 19, en la esquina de las avenidas Santa Fe y Callao, de la Ciudad de Buenos Aires, buscando advertir sobre el peligro de contaminación que implica el simple hecho cotidiano de arrojar una colilla de cigarrillo al suelo.
El ambientalista contó a la Agencia Nacional de Noticias que la próxima semana estarán “educando” en una esquina del microcentro, en la avenida Córdoba y Florida, y que el año próximo volverán a revisar los mismos puntos de la ciudad de Buenos Aires para ver si esas conductas mejoraron.
En la esquina de Santa Fe y Callao integrantes de Ecohouse realizan encuestas, responden consultas, concientizan a los fumadores y a quienes se quieran sumar a la iniciativa y decir “basta” los fotografían junto al cartel con la consigna #OjoConLaColilla y suben la imagen a las redes sociales bajo ese hashtag.
Gracias a las declaraciones de Mazzocco se conoció que en la misma esquina donde comienzaron la campaña el jueves 1 de enero, en pleno verano, detectaron desde las 18.15 a las 18.45 que más 25 personas arrojaron una colilla a la calle (casi una por minuto, en una sola esquina), y a las 19 contabilizaron más de 70, lo que implica más de una por hora. Asimismo, el 9 de marzo desde las 14 revisaron siete cuadras de la avenida Santa Fé, entre Callao y 9 de Julio, donde contaron más de 1.500 colillas, mientras que en el barrio de Belgrano, en las avenidas Juramento y Cabildo, el 7 de febrero encontraron 100 en sólo media hora, de 18 a 18.30. El relevamiento también los llevó el 24 de enero último, entre las 19 y las 19.30 donde hallaron más de 150 colillas en el microcentro porteño, en la avenida Córdoba y Florida.
Según los datos de Ecohouse, se calcula que anualmente en el mundo se tiran al piso 4.500 millones de colillas, hechas de materiales que no son biodegradables como el acetato de celulosa, que demora entre 18 meses y 10 años en descomponerse.

Hacerle un regalo al planeta

Durante estas fiestas, Greenpeace España pone en marcha una campaña para mostrar la importancia y consecuencias de nuestros patrones de consumo para la salud del Planeta.
El país europeo es el segundo del viejo continente que más gasta en Navidad por delante de Alemania. Un reciente estudio de la consultora Deloitte señala que los españoles gastarán un 30% más que la media europea.
De esta manera, la organización ecologista ha lanzado un vídeo con sencillos consejos que se pueden seguir estas Navidades para no caer en el exceso y hacerlas más verdes y sostenibles. El vídeo, con una estética típica de los ´70, nos recuerda que tanto los problemas ambientales a los que nos enfrentamos, como sus soluciones no son nada nuevo y que lo llevamos escuchando “toda la vida”. Pero es ahora cuando el sentido de urgencia debe ser aún mayor y hay que pasar ineludiblemente a la acción.


Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, si continuamos con la actual pauta de consumo, y con el probable aumento de la población mundial a más de 9.000 millones de personas, nos harían falta tres planetas para mantener los actuales patrones de vida y consumo de los países enriquecidos. Pero solo tenemos un planeta y los recursos son finitos, por ello es urgente y vital cambiar nuestros hábitos de consumo.
La campaña de Greenpeace “Hazle un regalo al Planeta” busca la participación de todas las personas en un regalo común al planeta: nuestro compromiso de consumir menos y mejor. La voluntad política es crucial para cambiar el rumbo del planeta y de la humanidad pero sigue siendo muy lenta y se necesitan acciones rápidas y urgentes.
Las personas pueden ser el motor de un cambio impresionante. Cada compra que hacemos es un voto, un voto en un modelo destructivo como el predominante o un voto en un modelo sostenible. Nuestra generación puede ser recordada como la que puso un freno definitivo al modelo depredador y destructivo que predomina en esta época.
“En Navidad toca regalar y Greenpeace ha decidido hacer una gran colecta para ‘alguien’ muy especial: el planeta. Con la campaña ‘Hazle un regalo al Planeta’ pedimos que todas personas contribuyan con algo tan sencillo como su compromiso de reducir su consumo y consumir mejor”, ha afirmado Luis Ferreirim, responsable de la campaña de Greenpeace.