girsu rosario

Gestión de residuos en Rosario

Ayer se inauguró el Centro Ambiental de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), ubicado en el margen sur de la autopista Rosario-Buenos y el arroyo Saladillo, en jurisdicción villagalvense, que constituye la inversión más grande de la historia de la provincia de Santa Fe en saneamiento y gestión de residuos sólidos.
El Centro Girsu viene a dar respuesta a uno de los mayores conflictos de orden ambiental, social y urbanístico que se registraba en el Corredor Sur Metropolitano (particularmente en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez), que era la existencia de dos importantes basurales a cielo abierto, ubicados en la margen sur del arroyo Saladillo, a ambos lados de la autopista. Se trata además del primer proyecto a gran escala impulsado desde el Ente de Coordinación Metropolitana.
“Creo que el Ente de Coordinación Metropolitana de Rosario es la mejor experiencia en su tipo del país”, agregó la intendenta de Rosario Mónica Fein en el sentido de que expresa “la convicción de 25 municipios y comunas, de distinto signo político, que hoy adhieren y tienen un Plan Estratégico para toda la región”.
De esta manera se elimina el basural a cielo abierto más grande de la provincia. El ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, coincidió en tanto que “se trata de una obra histórica que aportará soluciones a un problema importante en la región. Desde el gobierno provincial trabajamos con determinación para eliminar los basurales a cielo abierto en todos los municipios y comunas”; además señaló que “a través de esta obra se ha eliminado el basural a cielo abierto más grande de la provincia. Esto solucionará la disposición final de residuos de las localidades del cordón Sur Metropolitano”.
Asimismo, Speranza precisó que “el proyecto, desarrollado en articulación con el Ente de Coordinación Metropolitana Rosario (ECOM), incluyó el saneamiento y recuperación ambiental del borde sur del arroyo Saladillo”.
El proyecto se gestó con el fin de iniciar un proceso de saneamiento y de proporcionar simultáneamente un importante equipamiento para la región, se impulsó la ejecución de un proyecto integral de desarrollo urbano y mejora ambiental, que incluyó la construcción del Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, Girsu (en un área de 16 hectáreas), un parque público (de 21 has) y una reserva natural (de 20 has), liberando de este modo la margen sur del arroyo Saladillo.
Según informan desde la comuna rosarina, el Centro Girsu constituye un moderno equipamiento, diseñado para recibir aproximadamente 450 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. Las instalaciones cuentan con estructuras específicas para abordar diferentes procesos y resolver el funcionamiento integral del complejo:
Control de ingreso. Incluye la oficina de control y la báscula de pesaje de camiones para verificar la composición y registrar el peso de residuos ingresado.
Planta de separación y clasificación. Identifica residuos inorgánicos y separa residuos mayormente orgánicos para ser transformados en compost.
Planta de compostaje. Estabiliza el residuo orgánico y reduce su volumen. Procesa hasta 150 ton/día de residuos domiciliarios.
Planta de clasificación de desechos de construcción. Separa áridos por granulometría y recupera materiales. Tiene capacidad de procesamiento de 100 ton/día.
Relleno sanitario. Recibe fundamentalmente los residuos remanentes del proceso para su disposición final. Tiene una capacidad de recepción de 300 ton/día.
Planta de tratamiento de líquidos lixiviados. Contempla dos etapas, biológica y físico-química, con el fin de obtener un líquido de calidad normativamente aceptable para ser volcado a los cursos de agua.
Dependencias administrativas y de uso comunitario. Incluye oficinas administrativas destinadas al personal de la planta, sanitarios y Salón de Usos Múltiples, para desarrollar actividades de sensibilización y difusión comunitarias.