Todas las entradas de: admin

La Semana Social con mirada ambientalista

La Comisión Episcopal de Pastoral Social (Cepas) y los participantes de la Semana Social de Mar del Plata coincidieron este domingo en la necesidad de promover “un cambio de paradigma y de mentalidad” para cuidar el medio ambiente y la importancia de más diálogo para alcanzar los consensos que permitan encontrar las soluciones anheladas por los argentinos.
El mensaje final de la Semana Social 2017 que tuvo lugar en Mar del Plata, donde durante tres días dirigentes políticos, sindicales, empresariales, laicales y de los movimientos sociales debatieron temas vinculados al lema “La amistad social y el cuidado de la casa común”.
“Es fundamental promover un cambio de paradigma y de mentalidad. Sabemos que estamos atravesando una grave crisis socio ambiental, que impacta especialmente en los pobres. Nos hemos adentrado en las iluminadoras enseñanzas de la encíclica Laudato si’”, se afirmó en el texto.
Asimismo, se destacó “la importancia del diálogo y la cultura del encuentro como caminos para lograr el clima necesario para alcanzar los consensos que permitan encontrar las soluciones anheladas”.
“La Argentina es el lugar que amamos, este es el pueblo al que pertenecemos. Aquí queremos vivir, crecer y soñar en nuestra casa común. Para ello es necesario ponernos la Patria al hombro. Comprometiéndonos cada uno desde el lugar que estamos, globalizando la solidaridad”, se subrayó.

Promueven el reciclado de neumáticos

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) promueve que los municipios transporten los neumáticos a la planta nacional Regomax, en el predio Ceamse, con el objetivo de solucionar el reciclado de unas 130 mil toneladas de cubiertas desechadas anualmente en la Argentina.
Por tal motivo,  la especialista ambiental del INTI Caucho, Karina Potarsky, explicó a la Agencia Télam “La Ceamse (Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado) cedió por 20 años los predios en los que está Regomax, y desde el INTI tratamos de que todo el sector público y privado les envíe a costo cero los neumáticos” separados de otros residuos.
En Regomax los neumáticos son triturados “para reducir el volumen, luego con bandas magnéticas separan el metal y, por aspiración, los gránulos de caucho de la tela” con la que se reviste la rueda.
Lo obtenido se utiliza para fabricar pisos de carpeta de goma -con un aglomerante de poliuretano-, alfombras de césped para plazas y canchas, y como combustible para la industria cementera.
Potarsky, licenciada en Análisis Ambiental y coordinadora nacional del proyecto, afirma que “los neumáticos en sí no son peligrosos. El problema, además de lo visual, es que si son quemados emiten dioxinas y furanos, y si van a relleno sanitario, migran hacia la superficie”.
“Si lo uso controlado, no es peligroso: quemado sí, y es casi imposible apagar una pira de neumáticos”, y está desaconsejado usarlos para relleno sanitario, enfatiza.
Dado que los neumáticos son considerados residuos domiciliarios, los dueños de las gomas descartadas son los municipios, mientras que los privados serían los grandes generadores del material.
El rol del INTI es ayudar a los municipios “con la logística de recolección y separación en origen, para que lo ingrese al predio (en José León Suárez) con tasa gratis, y la Ceamse les da el certificado”, detalló.

Ecoinclusión hace ladrillos plásticos reciclando PET

Ecoinclusión es una organización sin fines de lucro situada en la ciudad de Alta Gracia, Córdoba, que se dedica a fabricar elementos constructivos a base de desechos sólidos urbanos.  “Actualmente estamos produciendo un ladrillo ecológico utilizando como materia prima principal plástico pet recicaldo” explican en su web. Estos ladrillos fueron desarrolados y patentados por el Ceve-Conicet y la fundación Ecoinclusion y desde el año 2014 tiene autorización para ralizarlo.
Los ladrillos realizados con PET reciclado poseen las mismas características que un ladrillo de barro cocido con la diferencia de que es más liviano, cuenta con mayor poder de aislación y su producción no daña el medio ambiente.
“Para realizar un ladrillo reciclamos 20 botellas plástica, evitando que las mismas terminen en el basural, ayudados por los vecinos recolectamos el plástico y lo transformamos en ladrillos” exponen desde la organización.
La totalidad de la producción está destinada a fines sociales, a familias de bajos recursos en emergencia habitacional o en situación de calle, colaborando así para que puedan tener una vivienda digna. Además se destinan a proyectos sociales que tengan impacto positivo en la comunidad.
Por otro lado con la realización de este ladrillo generan conciencia en la población sobre la importancia del reciclado en origen, y las posibilidades de transformar un desecho en una materia prima para otro producto. Afirman “Para lograr esto firmamos convenios con Municipios y Comunas, los cuales se comprometen a generar una política de recolección diferenciada de residuos, colocando canastos en distintos puntos de la ciudad, concientizando a la población sobre la importancia que esto tiene y recolectando y trasladando el material hasta nuestra planta.”
Ademas se suman a este proceso empresas comprometidas con el medio ambiente quienes también separan sus residuos dentro de la organización y colaboran económicamente para que el proceso pueda llevarse a cabo y que los ladrillos les lleguen sin ningún costo a las familias.